Última sesión: Sigüenza y Góngora y el estudio de la historia mexicana

Para la clausura de la II Edición del seminario Escrituras Virreinales, celebrada ayer, contamos con la presencia de la profesora Rolena Adorno, gran especialista en literaturas virreinales americanas. Su inteligencia y simpatía pusieron el broche final a esta segunda edición que se ha desarrollado con gran éxito y en la que hemos tenido la suerte de escuchar a grandes figuras intelectuales de nuestro campo de estudios. Estamos muy agradecidas tanto a la profesora Adorno como al resto de los invitados del seminario.

DSCN7864

Rolena Adorno comenzó su charla hablando del Biombo con desposorio indígena y palo volador (ca. 1690), donde encontramos una ceremonia de matrimonio cristiano entre indígenas, rodeada de fiestas mexicanas prehispánicas. Esta obra le sirvió a la profesora Adorno como punto de partida para exponer el sincretismo entre culturas que ofreció Sigüenza y Góngora en su obra Teatro de virtudes políticas (1680), casi contemporánea al Biombo mencionado.

DSCN7835Sigüenza y Góngora, gran polígrafo novohispano, fue uno de los fundadores del estudio de las antigüedades mexicanas y americanas. Con él comienza, en palabras de Adorno, el estudio académico del pasado mexicano. Su obra Teatro de virtudes políticas se compone con motivo de la entrada del virrey Tomás Manrique de la Cerda en la capital novohispana, en noviembre de 1680, y para acompañar al arco triunfal que se erigió para la ocasión. En esta obra, Sigüenza trató de ofrecer ejemplos de buen gobierno para el nuevo virrey, utilizando fuentes prehispánicas y gobernantes mexicanos como modelos de conducta cristiana. La profesora Adorno demostró en su exposición que la formación de Sigüenza y Góngora como matemático y astrónomo le permitió indagar en el pasado mexicano concibiéndolo no como mitología o superstición, sino como historia.

DSCN7862En una línea similar al Inca Garcilaso de la Vega, Sigüenza y Góngora cuestionó la tendencia europea de negar la historicidad de las culturas americanas, estudió los códices mexicanos y buscó el modo de hacerlos significativos para enlazar el pasado con el presente y el futuro del virreinato novohispano. Rolena Adorno ofreció imágenes del Códice Mendoza y del Códice Tovar, fuentes utilizadas por Sigüenza y Góngora, y fue reconstruyendo tanto el arco triunfal erigido para la entrada del virrey como la descripción del mismo que realizó Sigüenza. A cada uno de los nueve monarcas prehispánicos, Sigüenza le atribuye características cristianas, convirtiéndolos en modelos a seguir para el nuevo virrey. De este modo, postula la continuidad de los principios de gobernación, la continuidad entre el Viejo y el Nuevo Mundo.

DSCN7827

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.