El botón de seda negra. Traducción religiosa y cultura material en las Indias.

A partir de lo que se intercambia en las Indias desde los primeros momentos de la conquista -objetos, credos, lenguas, gramáticas, materias, políticas y dominios-, el presente estudio considera la traducción desde un amplio espectro como forma privilegiada de la transferencia, pero también como un sistema único de detección de diferencia entre el Nuevo y el Viejo Mundo. Las imposiciones, robos, préstamos o contactos de todo tipo que este imprime en aquel -lingüísticos, religiosos, ideológicos, cartográficos- no se saldan impunemente para el equilibrio del antiguo orden. Las alteraciones son mutuas y con el expolio operado se producen cambios que tambalean la operación sustentadora del sistema imperante, lo cual implica comprender también la traducción como transporte, traslado bilateral de mercancía: ¿qué pasa cuando los ídolos americanos y las ritualidades que los acompañaban llegan a Europa? Y a la inversa ¿qué ocurre cuando un símbolo de la fe imperial cae en manos de la resistencia creyente indígena?

Utilizando un corpus de textos que encajarían en la consideración de “literatura menor” que Deleuze inaugurara o de “escritura pastoral” en su acepción más histórica -diccionarios, vocabularios, tesauros y manuales para el aprendizaje de las voces nativas, sermonarios, confesionarios, cartillas y catecismos de la doctrina cristiana, pero también repertorios, mapas, inventarios, emblemas, diálogos catequizadores, escapularios y estampas-, se analizan los primeros instantes del encuentro cultural americano, de la incomprensión que a él parece subyacer, a través o mediante esta vastedad de la operación traductora: operación entre idiomas, entre religiones, usos, relatos, procesos comunicativos, objetualidades, posesiones, ritos. Mediación, por tanto, entre imagen y letra, entre oralidad y escritura, entre oeste y este, entre conquistador y conquistado, y traducción como gestión interna a la conquista misma en tanto modo para encarar la nueva realidad que de ella emerge.

Además de ser Investigadora Principal del Equipo de la Universidad Complutense de Madrid, Esperanza López Parada es doctora en Literatura Hispanoamericana, profesora titular en el Departamento de Filología Española IV de la Universidad Complutense de Madrid desde 1994 y ha impartido docencia en universidades de Argentina, México y Estados Unidos. Ha coordinado la edición crítica de la Relación de ritos y fábulas de los incas de Cristóbal de Molina (2010), el libro-catálogo La biblioteca del Inca Garcilaso de la Vega (1616-2016) que acompañaba la exposición, también organizada por ella, junto a Marta Ortiz Canseco y Paul Firbas (2016), y la coordinación del volumen Auto de la fe, celebrado en Lima a 23 de enero de 1639. En otras áreas de investigación, como la poesía hispanoamericana contemporánea, la vanguardia o la producción marginal latinoamericana, publicó Una mirada al sesgo. Literatura hispanoamericana desde los márgenes (1999), obra centrada en el estudio de las escrituras agenéricas y transversales latinoamericanas.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.